Los mercado caen a medida que China toma represalias por el alza de tarifas en Estados Unidos del viernes.

El viernes, la administración de Trump elevó los aranceles de $ 200 mil millones en exportaciones chinas a los Estados Unidos desde un 10% al 25%. El movimiento fue en respuesta a los esfuerzos chinos para hacer retroceder las disposiciones que el país había acordado, según la Casa Blanca, en las conversaciones sobre un pacto que pondría fin a la guerra comercial entre los dos países.

A pesar de que China prometió tomar represalias por el movimiento de los EE. UU., Los mercados financieros de Nueva York no se vieron afectados por estas noticias, e incluso el S&P500 rentó un 0,37% ese  día.

Ayer lunes 13 de mayo, la historia fue diferente ya que China anunció las primeras medidas de represalia: el aumento de los aranceles sobre unos 60 mil millones de dólares en productos estadounidenses importados en China.

El anuncio fue programado para que llegara justo antes de que abrieran los mercados de EE.UU.,  con la intención de que EE. UU. subiera sus apuestas, quizás tan pronto como esa tarde. Las acciones de EE. UU. a partir de las 2 p.m. en Nueva York, medidas por el S&P 500 caían un -2,30% y el Promedio Industrial Dow Jones  un -2,44%, con 659 puntos. El índice compuesto NASDAQ cayó un -3,21% y el índice Russell 2000 de baja capitalización llegó incluso al -3,05%. Las tarifas más altas impuestas por China incluirán aranceles de hasta un 25% en 2.494 productos que van desde aviones pequeños, computadoras y textiles hasta productos químicos, carne, trigo, vino y LNG (Gas Natural Licuado). Algunas partes de automóviles permanecen exentas de cargos de represalia. Las importaciones de automóviles no se ven afectadas. Otros productos estadounidenses estarán sujetos a aranceles del 5% al ​​20%. Las nuevas tarifas entrarán en vigencia el 1 de junio.

Lo que, en teoría, daría tiempo a los dos países para resolver sus diferencias, aunque la próxima medida parece ser un arancel más alto del 25% en los EE.UU. con $ 320 mil millones adicionales en exportaciones chinas a los Estados Unidos. Esa represalia a la represalia china podría anunciarse en las próximas horas. También existe la posibilidad de que los aranceles más altos de $60 mil millones en productos estadounidenses no sean la última acción de China. Incluso como medidas de restricciones no arancelarias a los productos estadounidenses, podrían agregarse los frijoles de soya y el gas natural licuado, que reducirían las compras chinas de esos productos.

El nerviosismo del mercado se suma además a un informe de Europa de que la Unión Europea está preparando una lista de posibles medidas comerciales si el gobierno de Trump sigue adelante con las amenazas de imponer aranceles más altos a las exportaciones automovilísticas europeas a los Estados Unidos. A las 2 p.m. en Nueva York, el S&P 500 en 2815.25 puntos, ha caído por debajo del soporte de su media móvil de 50 días en 2861.96. El promedio móvil de 200 días proporciona el siguiente soporte para el índice en 2775.85.

Art. traducido desde Jubak’s Picks.

Entradas relacionadas